Reykjavik por

Día negro

7 de Septiembre de 2005 Tiempo estimado de lectura: 4,00 minutos.

En muchos bares españoles suele haber un cartel que dice "hoy puede ser un gran día, seguro que viene alguien y lo jode" pues creo que hoy puedo ser esa persona que lo joda, ya que, espero, he sufrido en mi persona suficientes cosas por hoy como para tener energía suficiente para estropear el día a alguien… ¡¡¡y aquí son sólo las 6!!! Me explico.

Llevaba varios días visitando el baño más veces de las estrictamente necesarias y esta mañana mis tripas se han descompuesto del todo y han decidido tener un romance con el señor Arabia (Roca si fuera español) desde las 7 a las 10 de la mañana. Por lo que no he podido ir a la conferencia sobre bibliotecas digitales, ni a las clases de documentación que tenía después y era el primer día de clase (sólo se me ocurre a mi ponerme mala el día que más clases tengo)

A las 13 Franz ha entrado acojonado en mi habitación y como no le hacía mucho caso se ha escondido debajo de la cama. Como me encontraba mejor he comido media manzana y algo de arroz hervido y he decidido ir a la última clase del día: cultura islandesa.

Cuando consulté los horarios ponía que se impartía en el Oddi, pero se ve que han decidido cambiarlo y cuando he llegado Silvia me ha dicho que allí no era, lo hemos mirado en Internet y era en el edificio de Humanidades, con la tontería hemos llegado 10 minutos tarde, no había donde sentarse y a Silvia le ha dado palo entrar con la clase empezada, asi que nos hemos quedado en los ordenadores. En el descanso nos han dicho que cada semana hay que leerse un libro, que los martes hace un test del libro leído y creo que he entendido que los viernes hay visionado de algo. Perfecto, no tenía intención de ir los martes porque me coincide con las asignaturas de documentación, por lo que tendré que mandarle un correo electrónico a la profesora de documentación para ver si pasa algo por faltar a la mitad de sus clases o tendré que quitarme de la asignatura de cultura islandesa que la tengo como libre confuguración para convalidarla en España.

Cuando ha acabado la clase nos hemos ido raudas a la biblioteca a por el libro de la próxima semana y ya de paso hemos cogido varios más. Aunque sólo había uno del de dentro de dos semanas y se lo ha cogido Silvia. Allí me he dado cuenta que no llevaba el móvil conmigo, algo que es raro, por lo que he vuelto al edificio de Humanidades a ver si estaba por algún lado, pero nada.

En casa tampoco lo he encontrado y eso que me he estado llamando con el fijo. Tiene poca batería por lo que no creo que dure hasta mañana encendido. Dentro tengo la tarjeta del móvil español y sólo me sé de memoria el número de teléfono del móvil español y el de mi casa de Soria, ninguno más (el islandés lo he mirado en los papeles que me dieron cuando lo compré). Creo que en España los tengo casi todos apuntados en alguna agenda…. eh! creo que hice un volcado de la agenda por infrarrojos en el ordenador, tendré que mirar si me traje a Islandia ese archivo.

Sé que recibo visitas desde Islandia… asi que si alguien encuentra un Nokia 3200 blanco con letras de colores en la carcasa metido en un calcetín azul que sepa que es de la menda. Mi compañera de piso me ha dicho que llame en unos días a la policía por si alguien lo encuentra y lo lleva.

——————————————–
Cuando llevaba hasta aquí escrito mi wireless prestado ha desaparecido y esta vez por mi culpa por cerrar puertos del firewall. Como no podía avisar a mi tutora de que no me venía bien quedar hoy porque tenía que ayudar a preparar la fiesta sorpresa de un cumpleaños me he ido al café cultura donde había quedado con el portátil, quizá el problema era que me habían bloqueado los puertos los dueños del wireless prestado. Pero nada.
Mi tutora muy amable se ha prestado mañana a ayudarme a preguntar por la universidad si tienen servicio de objetos perdidos o incluso poner carteles. Ella me ha dicho que ha podido hablar con alguien por el móvil y le he dicho de volver a intentarlo pero ya estaba apagado. Esperemos que el mensaje de socorro que mandó mi compañera de piso en islandés e inglés haya servido de algo.
Por la noche ha sido la fiesta sorpresa por el cumpleaños de un madrileño, allí me han ayudado a desbloquear los puertos del firewall y después nos hemos ido a la perla donde hemos visto la aurora boreal… pero eso lo cuento mañana.
Ahora estoy escribiendo desde el wireless que mis compañeras de piso han contratado, por lo que dejaré de ser una roba wireless y tendré una conexión más estable.
Noticias Relacionadas
  • mor… de aburri…
  • Uno más en el Curso de Inglés
  • Miércoles negro, maldita burocracia
  • Google Yahoo Technorati Meneame Digg

    Comentar: