Budapest por

Menos de un mes

5 de Agosto de 2005 Tiempo estimado de lectura: 1,12 minutos.
Acabo de llegar de unas minivacaciones de 4 días con los amigos y la novia en Tarragona. Hemos estado en Port Aventura y lo hemos pasado como los niños. Cuando volvía anoche en tren (un tren destartalado y horroroso, en segunda) a mi ciudad natal, Logroño, estuve pensando en muchas cosas (probablemente no hubiera pensado tanto sino si no hubiera tenido que viajar con 7 personas más -todos adorables ancianos a excepción de mi novia- en un vagón de 3×2 en el que estirar las piernas no era un derecho sino un lujo oriental)

El caso es que en ese tiempo me di cuenta de varias detalles sobre los que no había reflexionado mucho hasta entonces:

  • Me queda menos de un mes para estar viviendo en Budapest, rodeado de magyares de cabellos rubios y extrañas (para nosotros) costumbres
  • El viaje de anoche en tren es el primero de los muchos que haré en los próximos tiempos. Seguro que entonces me maldigo a mí mismo por quejarme del mismo, mientras compruebo lo que es realmente un tren infernal…
  • Para mi ya queda poco verano (la semana que viene pasaré cinco días en Alicante como broche de oro al mismo), y sobre todo, hay gente de la que ayer me despedí (un besazo Ana) y a la que tal vez no vuelva a ver hasta dentro de mucho tiempo.

En fin, hoy como véis me encuentro en esa fase de todo Erasmus en la que ya empiezas a ser consciente que pese a lo enorme de la experiencia, también va a haber muchas cosas que vas a echar de mucho de menos, ya os iré contando…

Noticias Relacionadas
  • No related posts
  • Google Yahoo Technorati Meneame Digg

    Comentar: